10/12/2015

Leche de soja



Continuamos con el tema que es algo extenso de los alimentos de moda, hoy toca turno de la ya muy conocida y a lo mejor ya un poco anticuada leche de soja:




La leche de soja es una de las leches vegetales más consumidas, especialmente por ser una opción adecuada en caso de intolerancia a la lactosa ya que carece de este tipo de azúcar, gracias a sus propiedades nutricionales y a su agradable sabor.

Se obtiene a partir de la soja y agua, y al igual que la leche de vaca puede ser utilizada para realizar cremas, salsas, licuados e incluso helados. No obstante, se debe de advertir que no se trata de una leche en sí misma, a pesar de que erróneamente tiende a ser considerada de esta forma. Lo más adecuado sería considerar a esta bebida como bebida de soja o jugo de soja.


Beneficios nutricionales

  • Contiene lecitina, que es una sustancia cuyas propiedades más destacadas consisten en bajar los niveles de colesterol y triglicéridos evitando la formación de trombos, previniendo enfermedades coronarias.
  • Además, contiene isoflavonas, que son estrógenos vegetales que poseen una acción estrogénica, las isoflavonas aportan diversos beneficios en la salud como son: aliviar los síntomas de la menopausia, reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, protege contra los problemas de la próstata, contribuyen a mantener una buena salud ósea, ayudando en la prevención de la osteoporosis y tiene una acción antitumoral y anticancerígena. 
  • Los ácidos grasos que posee son poliinsaturados (araquidónico, linoleico y linolénico), que son ácidos grasos esenciales omega-3 que no tienen colesterol y cuyo déficit retrasan el crecimiento, y producen enfermedades de la piel y alteraciones nerviosas. 
  • Cuenta con una buena relación entre el calcio, fósforo y magnesio que ayuda en la asimilación del calcio.
  • Su contenido en hierro también es ciertamente alto, es una fuente realmente buena de vitaminas del grupo B, especialmente vitamina B6 y ácido fólico.
  • A todas estas propiedades debemos añadir que la soja es una fuente muy buena de aminoácidos esenciales, necesarios para el desarrollo como para el crecimiento.
  • La leche de soja es ideal tanto para ancianos, adultos y jóvenes, siendo apta para personas con diabetes, y es perfecta para personas que sean intolerantes a la lactosa, siempre y cuando sea consumida con moderación.





Desventaja de la leche de soja

En el caso de la nutrición infantil no se aconseja su consumo en niños menores de 5 años (en caso de ser mayores, lo mejor es consultar al pediatra), y sobre todo en menores de 2 años. Especialmente porque existen otros requerimientos nutricionales que necesitan los más pequeños en una etapa tan importante como la del desarrollo y el crecimiento, sin consumir exclusivamente bebidas de soja y derivados.


Como hacer la leche de soja

Ingredientes:
  • 500 Gr. De semilla de soja.
  • 4 litros de agua.
  • 1 tela para filtrar (puede ser una cofia de tul, una bolsita de lino, etc.)

Instrucciones
  • Se pondrá en remojo la soja, durante 10 horas como mínimo ó 12 horas (cambiando el agua cada 4 o 6 horas para evitar que los granos se descompongan).
  • El grano de soja está listo para ser licuado cuando se puede quitar la cutícula que lo recubre (epicarpio), y encontraremos debajo el grano germinado.
  • Se licuarán los granos de soja con agua por tandas en la licuadora.
  • Cuando se obtiene toda la mezcla que se hizo al licuar los granos de soja con agua se lleva al fuego hasta que hierva, revolviendo ocasionalmente con una cuchara de madera, esta hará mucha espuma y subirá rápido, cuando esto ocurra se deberá de bajarle a la llama. 
  • Volveremos a subir el fuego hasta que comience a subir de nuevo, y así seguiremos por unos diez minutos. Todo esto para poder destruir una enzima de la soja con el calor.
  • Una vez que hirvió, se bajará el fuego revolviendo continuamente  y manteniendo así más o menos por 20 minutos más. 
  • No acortar este proceso, a mayor cocción menos espuma, y a menos espuma menos amarga será la leche.
  • Dejar enfriar y entonces filtrarla con la tela.
  • La parte líquida sería leche de soja, ya totalmente lista para consumir, así o con el agregado de esencia de vainilla o canela.
  • Al residuo fibroso restante se le llama okara, y sirve para preparar otros platillos como: albóndigas, panes, sopas, etc. 



Listo ya puedes preparar tu propia leche de soja, cuesta un poco más de trabajo que la leche de almendras, pero en esta podemos obtener otro tipo de nutrientes. 
Que tengan un bonito inicio de semana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario