10/03/2015

El cuscús


Proseguimos con el tema de los alimentos de moda, este día es el turno del intrigante cuscús:





El cuscús o couscous es un ingrediente que se elabora a partir de sémola de trigo duro, además del nombre que reciben los platos que se elaboran con él. Originario del norte de Argelia y Marruecos entre el siglo XI y XIII, es un alimento que sigue siendo un ingrediente básico en oriente próximo, y en otros países se ha convertido en un producto muy aceptado, por su delicadeza, su versatilidad en la cocina y sus valores nutricionales.

Es muy rico y muy versátil, ya que, como el arroz o la pasta, se puede combinar prácticamente con cualquier otro alimento (carne, ave, pescado, verduras, etc.) y también te ofrece la opción de comerse caliente o frío en ensalada.



Beneficios nutricionales del cuscús

Desde un punto de vista nutricional, lo cierto es que el cuscús es un alimento muy nutritivo, gracias a que aporta una gran cantidad de hidratos de carbono, sobre todo almidón. Por lo tanto, es un alimento ideal para aportar energía a nuestro organismo, el cual pasa a la sangre de forma lenta, gradual, por lo que se convierte en un alimento muy interesante para personas con diabetes y para deportistas. 

También aporta proteínas, sobre todo en forma de gluten, de ahí que no es un alimento apto para personas con enfermedad celíaca. Además, es un alimento muy bajo en grasas, mientras que la mayor parte de su contenido en grasa lo es en forma de ácido graso esencial linoleico, además de oleico (grasas saludables).
Aporta interesantes cantidades de fibra, que ayuda a prevenir el estreñimiento y regular el tránsito intestinal.

Es rico en vitaminas del grupo B, dentro de las cuales podemos mencionar la vitamina B1 o tiamina, que en combinación con los hidratos de carbono lo convierten en un alimento sumamente energético, dado que las distintas enzimas que participan en la asimilación de la glucosa la necesitan. Contiene vitamina E, un reconocido antioxidante natural, y algunos minerales como: calcio, hierro, potasio, cinc, fósforo y magnesio.


Modo de preparación:

Tradicionalmente el cuscús se cocina en una cuscusera, una especie de vaporera compuesta por una olla inferior en la que cuece el agua con verduras, carne, etc., y una olla superior con agujeros en la base donde cuece el cuscús, y lleva varias horas de cocción. Por suerte en las tiendas encontramos el cuscús precocido, que requiere de muy poco tiempo de preparación y es muy  sencillo de cocinar. Las cantidades y proporciones para cocinar el cuscús son variables de marca en marca, por lo que les recomendamos seguir las indicaciones del envase comprado, siendo la porción ideal de este 100 gr.


El procedimiento para cocer el cuscús es el siguiente:
  • Poner a hervir agua o caldo con poca sal y una cucharadita de aceite en una olla grande, ya que crece bastante. Cuando rompe el hervor, quitar del fuego y echar dentro el cuscús, y revolver inmediatamente para que todo el cuscús absorba el líquido.
  • Tapar la olla y dejar reposar por 5 minutos.
  • Desgranar el cuscús con la ayuda de un tenedor, girando y moviendo hasta que los granitos queden sueltos. 




El cuscús es un alimento con un aporte calórico algo inferior a la pasta, arroz, quínoa, trigo y maíz, dependiendo por supuesto de los acompañamientos. Sin embargo por ser una pasta y no un grano entero, el cuscús no es tan rico en vitaminas y minerales como algunos granos como la quínoa.

Recuerda cada persona tiene sus necesidades nutricionales especificas por lo tanto la porción que necesitas comer de cada alimento es personalizada, en Nutrintegra encontraras esa ascesoria nutriciona, la cual te ofrecerá una correcta orientación de tu alimentación.

Si te interesa contactarnos llámanos al (669)985-2424  



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario