12/26/2012

Factores de Riesgo para el Sobrepeso y la Obesidad Infantil.


La tendencia al sobrepeso y obesidad que vivimos en la actualidad se origina en diversos factores. Sabemos que la vida moderna nos lleva a estar en un continuo acelere, yendo de aquí para allá; hombres y mujeres trabajando para lograr el sustento, o una mejor calidad adquisitiva, lo que se traduce en estrés y una sensación de falta de tiempo y agotamiento constantes. Ante una situación como esta, el tan importante hábito de comer parece haber tomado un plano secundario para muchas personas, quienes en numerosas ocasiones sacrifican la calidad de los alimentos que consumen a cambio de un poco más de tiempo o comodidad, o bien a manera de un placer pasajero que distraiga sus ansiedades y les apacigue el espíritu. El resultado es un consumo desmedido de productos de manufactura rápida, alta densidad calórica, pobres en nutrientes y ricos en grasa, azúcar y sal.

Lamentablemente, el problema no sólo afecta a los adultos que consiguen el alimento en casa, sino a muchos de los pequeños que viven en esos hogares donde los hábitos alimenticios son deficientes, quienes también aprenden a encontrar en la comida el refugio a la soledad que experimentan por tener padres y madres trabajadores, pero frecuentemente ausentes.

Aquí algunos de los factores de riesgo para el desarrollo del Sobrepeso y Obesidad Infantil.
* Dieta. el consumo regular de comidas altas en calorías y grasa como la comida rápida, los productos fritos, las golosinas, pastelillos y frituras de maquinita ayudan a que los niños suban de peso. Además, es bien sabido que el consumo de bebidas azucaradas como jugos artificiales (tengan o no pulpa de fruta) y sodas, postres, dulces y caramelos causan ganancia de peso.

* Falta de ejercicio. Los niños que pasan sus tardes frente al televisor, jugando video juegos o viendo programas gastan pocas calorías debido a la falta de actividad física. El exceso de calorías consumidas y el pobre gasto en actividad física, llevan al acúmulo de grasa corporal y por lo tanto, al aumento de peso.

* Factores familiares. Las costumbres en casa, como el comprar comida rápida o productos de tienda de conveniencia como papitas, galletas, hotdogs, será muy fácil que el niño lo aprenda y lo imite favoreciendo el sobrepeso. Los padres son ejemplos y los niños aprenden más de lo que ven que de lo que se les dice.

* Historia familiar. Contrario a lo que mucho se dice sobre la herencia, si en una familia existe sobrepeso en varios integrantes, es muy probable que se deba más a los hábitos alimenticios y al bajo grado de actividad física que a factores genéticos, aunque la genética pueda también tener cierta influencia. Independientemente de esto, un ambiente obesogénico, es decir que favorezca el desarrollo de sobrepeso, puede propiciar aumento de peso en el niño.

* Factores psicológicos. Algunos niños, igual que muchos adultos, pueden utilizar la comida como medio para lidiar con sus emociones y problemas como el estrés o el aburrimiento. Es frecuente encontrar que los padres de estos niños se comportan de la misma manera.

* Factores socioeconómicos. La situación económica influye de manera que algunas familias compren sus alimentos en base a su capacidad adquisitiva, consumiendo productos de mayor duración como cereales, galletas o bollería alta en grasa, azúcar y sal. Estos productos son de fácil conservación y suelen ser económicos.

Si estás quieres conocer nuestro servicio de consulta Nutricional o de Psicoterapia, o explorar alguno de nuestros talleres, llámanos a tel. (669)9852424 o escribe a: contacto@nutrintegra.com


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario