3/06/2012

La cultura y nuestra forma de comer.


Como mexicanos sabemos que cocinar es una de las actividades más importantes, cumple funciones sociales y rituales determinantes, tales como la instalación del altar de muertos o la fiesta de quince años, el día de la candelaria, día de reyes, día de las madres, los clásicos domingos familiares, etc.
La comida es sumamente valorada como unión familiar. De hecho, es común que las reuniones sociales giren alrededor de la comida. La comida en México es el factor que une a la sociedad; a través de ella se entablan amistades, se conocen parejas, se cierran grandes negocios, se afianzan los lazos familiares o simplemente se disfruta de un buen momento.
Y qué decir de las abuelas, el chocolatito si estas triste, el dulce porque te portas bien, el molito tradicional que solo ella sabe la receta y que el que lo desprecie es mal visto.
Y no podemos dejar de lado que aprendimos a manifestar cariño con la comida, por eso regalamos chocolates, visitamos a los enfermos y les llevamos frutas, celebramos con comidas especiales, entre otros.

En fin, gran parte de nuestra vida gira en torno a la comida, por eso es difícil pensar que podemos cambiar nuestros hábitos, ya que la comida no solo tiene la función de alimentarnos, sino que tiene un peso sentimental y social.

No es necesario cambiar de tajo estas costumbres, de hecho sería imposible, pero si depende de nosotros variar la forma de compartir con nuestros seres queridos, ser originales con nuestros negocios y en nuestras relaciones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario