12/17/2011

Nutre a tus hijos con mensajes positivos.



Alimentar a tus hijos adecuadamente, obviamente es importante para su desarrollo, pero no solamente con alimentos sanos, las palabras que utilizamos para comunicarnos con ellos también pueden ser nutritivas o chatarras.

Todo lo que les servimos de comer a nuestros hijos, al ingerirlo su cuerpo lo aprovecha, o dependiendo de la comida, le daña, lo mismo pasa con los mensajes que les lanzamos a nuestros hijos, ellos los absorben y quedan en su mente, y pueden ser flechazos de veneno o de amor.

La relación entre mente, emoción y cuerpo es inseparable.
Lo que pienso lo expreso con palabras, lo cual crea una emoción y de acuerdo a ésta, mi cuerpo reacciona.
Te invito hacer un experimento para que lo entiendas mejor.
 

Mensaje: Soy un total fracaso, yo no estoy hecho para esto, no sirvo para nada, estoy horrible y deforme.
 

Emoción: Qué emociones comienzan a surgir? enojo, tristeza, frustración, ansiedad, vacío, etc...
 

Cuerpo:   Observa detenidamente como te sientes al decir esto, tal vez tu ánimo empieza a bajar, tu cuerpo se encorva, quizás sientas hambre..

Ahora experiméntalo con mensajes positivos
Mensaje:
Puedo lograr lo que me proponga, decido estar contento conmigo, soy inteligente, soy hermosa(o) me encanta mi.......(ojos, pelo, cuerpo, busca qué te gusta y enfócate en eso)
Emoción: Qué emociones comienzan a surgir? alegría, tranquilidad, amor, serenidad...  
Cuerpo:   Observa detenidamente como te sientes al decir esto, tal vez tu ánimo empieza a subir, tienes energía, te sientes satisfecho...

Si lograste sumergirte en el experimento te habrás dado cuenta de que los mensajes penetran en nuestra alma y cuerpo, de la misma manera que lo experimentan nuestros hijos cada vez que nos dirigimos a ellos.
Te invito a cambiar las expresiones negativas como:
Mira nada más que facha tienes, inútil, gordo, comelón, tragón, puras cochinadas comes, etc. 
Por Positivas como:
Eres hermosa(o), responsable, cuidadoso, te admiro, puedes hacerlo mejor cada día, etc...

Ahora con esta consciencia, debemos de cuidar las palabras que utilizamos día a día con nuestros hijos para nutrirlos de amor, esto se verá reflejado en su comportamiento y te aseguro que en su cuerpo también. 


Si estás interesado en conocer nuestro servicio de consulta Nutricional y de Psicoterapia, o en tomar alguno de nuestros talleres, contáctanos. 
Tel. (669)9852424 o escríbenos a: contacto@nutrintegra.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario